Por Fenrir

Todo transcurría con la misma naturalidad de siempre, hasta que en un instante aparece David "el prefecto" para diferenciarlo de "el burro", con uno de sus acostumbrados avisos, "Tienen junta a la una en el audiovisual, para ver lo de la prueba enlace". En ese momento solo pude pensar en una cosa, nos van a obligar a meternos en un curso para recordar todo aquello que vimos en el pasado.

Llegada la hora cuando todos los 7° y 8° estábamos ya en el audiovisual escuche, "Como sabrán, mañana inicia la prueba enlace", todos alzando la vos al unisono dijeron, que!!!, no sabíamos, etc. pero nada había por hacer ya. nuestras cartas ya estaban echadas.

A mi no me molestan este tipo de exámenes, solo son extremadamente tediosos y repetitivos. pero lo que realmente me puso de mal humor fue nuestra aplicadora, una representante de la SEP, una "maestra" si es que puede ser llamada así con el acerbo cultural y léxico mas pequeño que el de un cacahuate.

El primer ejemplo de lo que digo, estaba diciéndonos que podíamos contestar los celulares, pero teníamos que "salir saliendonos para afuera", acababa de inventar los pleonasmos al cuadrado, luego pregunto donde podía comprar agua, y le contestaron -aquí enfrente en la paletería-, a lo que dijo, -ah, me podrías traer una?- mientras le daba una moneda a su interlocutora. Si hay algo que me caga es que los maestros traten a los niños como sus mandaderos, así que me recago y casi sentí que me pateaban en las bolas al oír eso. Luego de un rato de acumular estrés, como es normal tenia que salir, empezó una etapa en que todos empezaron a decir cosas al aire, a hacer bromas sobre el examen, etc. a lo que la ilustre señora delante de nosotros reclamo a nuestra educación. si ellos derraman educación al citarnos a las 7:30 y se dignan en llegar dos horas después.

Por Domin-Omega

La difusión cultural en el ceti se desbordó este semestre. Antes apenas si habían dos o tres talleres, hoy hay como 145431734. Y es que se han dado a la tarea de reclutar alumnos que tiene habilidades o conocimientos en tal o cual actividad recreativa y o cultural, y les han ofrecido la posibilidad de ejercer sus horas de servicio compartiendo sus conocimientos. O algo así es lo que está ocurriendo.

Como siempre, el problema con esto es que se crean grupos, los cuales requieren de un área donde desempeñar sus actividades, y cuando de designar espacios se trata no hay cosa más inestable que el ceti:

No es la primera vez que mueven de lugar el aula multifunción de la coordinación de cultura arte y deporte, y probablemente no será la última.

Y ya que hablamos de talleres… hace un tiempo (poco antes de que el caos de octavo semestre nos mantuviera en off en el blog) existía la polémica de si era obligatorio cursar un taller. La respuesta es sí, según el reglamento escolar (actualizado): es obligatorio que se cursen al menos dos talleres de los ofertados por la coordinación, pero el periodo tomado para ejercerlos es tooooda tu escolaridad en el ceti como tecnólogo. Es decir, que tienes de primero a octavo semestre para cubrirlos. Así que, alumnos de sexto para abajo, no tienen mucho de que apurarse; malo para séptimo u octavo, cuyo tiempo para cubrir tales talleres está ya tremendamente contado.

Sigo creyendo que la cultura no es cuestión de obligar a la gente, eso le quita todo el sentido.