Por Domin-Omega

Las vacaciones ya están en sus ultimas y los cetianos ya pueden olfatear las clases en el aire [imagínese como una manada pequeña de cetianillos escabulléndose entre las hierbas, alzando la cabeza de cuando en cuando y lanzando gritos de alarma estilo primate con el nombre de algún maestro de renombrado índice reprobatorio]. ¿Qué hacen los cetianos en vacaciones? Es una de las preguntas en que muchos desean saber la respuesta (gente ajena al ceti) y otros temen o se avergüenzan de responder (cetianos, oviamente). La verdad es que un cetianus primerossemestrus podría valevergiar y hacer lo que cualquier otro púber haría; bueno, más o menos, quiza con cierta discriminación y en ocasiones hasta propia. Gran parte de la población estudiantil de los primeros semestres cumple con el perfil del niño al que todavía mandan a la escuela sus ingenuos padres. Después de al menos dos años en el ceti la población es un tanto más selecta, y el que esta ahí estudia por convicción (al menos en mayoría, existen sus excepciones). Estos son los cetianos de verdad, cetianos genuinos. ¿Ellos que hacen en vacaciones? Nada, actúan como en estado vegetativo, sus ojos se mueven de lado a lado reorganizando la información de su cerebro y se preparan mentalmente con cada nuevo amanecer para resistir la presión del semestre que viene.


¿Por qué? Se supone que todo esfuerzo no es nunca en vano, retóricamente todo graduado tiene su recompensa, pero esto no es verdad. Ocurre seguido y con todo estudio, que el sujeto olvida todo aquello que “aprendió” y termina siendo cualquier otra cosa ajena a la carrera o título que posee. Y hablo de la facultad o semejante, no digamos de nuestro querido bachillerato técnico que fácil puede ser tomado con no más interés que el prestigio de la escuela en comparación a su costo. Es decir, al menos un 30% de los estudiantes de nivel tecnólogo abandonarán el hilo de su carrera al término de sus estudios en ceti, y esto sólo por que su interés era el bachillerato, pero a papá o a mamá o al mismo individuo no le agradaba lo que otras instituciones le ofrecían.
¿Cuál es el punto? Que aún cuando tu promedio te haya dado la facilidad de titularte, o de impactar a los medios coloquiales del círculo social al que pertenezcas, el titulo de tecnólogo no dejará de ser un papel. Y si pasaste arrastrándote por cada rincón y por poco sin lograrlo, no habrá mucha diferencia con el caso anterior. Haberte titulado es lo mismo si te fuiste por x o y, o la tangente, al final sólo es un papel. Lo importante del estudio es casi lo menos notable; para pedir empleo se necesita un curriculum y por muchos medios lo puedes llenar de cosas, igual y no dejaran de ser promesas. La idea es que esos ocho, nueve, diez, once, o hasta dieciséis semestres que te tardes en pasar, no te solucionarán la vida, pero te entrenarán para un futuro; y en un entrenamiento no se debe perder la concentración.

Así que de un alumno que no sufrió nada y paso impecable con 100, a uno que se la fue rezando a todo santo por el 70 pero que aún así lo logró, es probable que el segundo se haya acercado más al objetivo del estudio: La superación, haber caído y seguir adelante cueste lo que cueste.
El conocimiento va y viene, pero la inteligencia, capacidad para resolver tus problemas, se forma experimentando fracasos, caidas, y dolorosos tropiezos; que mejor lugar que el ceti como campo de entrenamiento.
Esto es lo que le ha dado su reputación laboral, por eso las empresas buscan alumnos del ceti, no por ser tecnólogos o ingenieros en tal o cual carrera; sino porque son expertos en trabajar y actuar bajo presión, o con el agua al cuello.
Así que ¿Cuál era el punto Dom? Ya llego a él: el cetiano de los primeros semestres valevergeará todo lo que quiera, pues quizá tire la toalla antes de lograr siquiera ponerse los zapatos de un cetiano real. Así se seleccionan las personas, sólo duran aquellas que poseen el deseo de realizarse, el orgullo de no dejarse vencer por tal o cual materia y el tener la vista siempre al frente y hacia fuera. La espiral, la rueda y la flecha; muchos verán el logotipo del ceti encontrando sólo un mono dentro de un circulo, pero hay muchos significados dentro de el; si la institución hoy en día los sigue o no al pie de la letra es indistinto, pues ese es el punto, sobresalir de entre el pópulo y la corriente coloquial.

Eso es lo importante, no detenerse; ni siquiera después de la titulación, ni por la influeza, ni las vacaciones, nada. No hay que fingir que se puede o qué no, fingir que se estudia, o que se es demasiado popular para estudiar. Es definir ¿De qué lado estoy en la sociedad? ¿Soy lastre o motor del progreso?

Váyanse previniendo futuros cetianos, no vale la pena entrar para llegar sólo hasta el tercer semestre, si vas a estudiar en el ceti, es de por vida MUAJAJAJAJA… quiero decir, es para lograr algo: impulsar nuestra propia rueda y no detenerla hasta que se haya gastado por completo, extinta con nuestra misma vida.

PD: Ya todos pueden obtener su ficha de pago en la siguiente direccion, sólo usa tu registro, si eres demasiado verde como para saber que es el registro en el ceti, es un numero asignado unica y especialmente para ti hubicado en algun lugar de la lista de admitidos, o ahí estaba antes... cielos.

8 comentarios:

m3m0 dijo...

jajajajaja.

porfin,

carne fresca entrara al ceti,

para ver como se retuercen al
no pasar fisica I ó peor aun
lengua española, o digase de cualquier
otra materia sin gracia de Dios,
y que siendo tan fácil, haya quien
la repruebe.

jajajajajajaja.

y para los afortunados que psaen el primer semestre; mmmmmmm.... ; siempre quedará el
infundido miedo hacia los profesores de su
cercano porvenir(veasé: vega, zenaida, etc...),
pobres ceti-primerizos, se creen todos lo que uno les cuenta.

Fenrir dijo...

No lo hubiera podido expresar mejor, a nosotros no nos enseñan a hacer un programa en C, o a hacer pinol o aspirinas, tampoco a hacer auditorías, somos una herramienta diseñada y entrenada para reaccionar ante cualquier situación que tengamos frente a nosotros, donde los demas se desplomarían los Cetianos prevalecemos firmes, toda esa presion a la que somos sometidos solo nos fortalece, nos obliga a mejorar, evolucionar, acercarnos un poco mas a aquello que llamamos perfección, como dicen

"El mundo esta destinado a ser feliz, no importa cuanto se empeñen algunas personas por evitarlo"

aUrOritHa<3 dijo...

jeje ola muuchachos jeje zeep estoy deakuerdo
voy en 5to semestre y el ceti esta hecho para que aprendas a poder con artha presion de empresas ii asi... sta de lo mjor su blog les mando saludos :D bye ....

Anónimo dijo...

Profundicemos más...

Entonces las empresas nos prefieren porque somos personal hecho y capaz con la presión de una industria? entonces somos engranes de alto reforzamiento hechos para sumotor?

Y aunque pudiésemos ser engranes de neustro prpio motor... no necesitríamos de otros engranes para impulsar ese motor hasta convertirnos en el vehículo principal y usar más engranes?

El CETI es eso, dejándonos de cursilerías optimistas e idealismos sociales positivistas...

El CETI es un centro de capacitación perfecta para obreros, de ahí porque la cultura y la creatividad son cualidades comunes de las cuales carece la población cetiana... la expresión verbal por los suelos y las modas se noten evidentemente, ahora, qué, en su caso contrrio, algunos se estereotipan entre sí y se encierran en conceptos bastante arcaicos... triste para mí saber que eso va en aumento...

cuando dejaremos de hablar de impulsar proyectos y hablaremos de impulsar algo menos personal?

Domin-Omega dijo...

@Anónimo: Esa es justamente la actitud mediocre que hunde a la sociedad. Los motores no tienen engranes, ¡soquete! Los mecanismos sí. Lo que tu llamaste positivismo cursi era mi idea de sobresalir de entre los engranes de la sociedad para convertirse en motores. En un mecanismo los motores impulsan a los engranes, no al revés, como lo expones en tu segundo párrafo.

La creatividad no es cualidad de pocos, existe en todos, pero muchos no la toman en cuenta. El ser humano es por naturaleza creativo, eso permite que cambie su entorno. No se como te catalogues a ti mismo, pues por lo que expones en tu cuarto párrafo al final me das a entender que a tu modo de ver las cosas: todos son unos ciegos, necios, torpes y que sólo tú sobresales de entre ellos, pues puedes verlo y notar que va en aumento.
¿Ese es tu modo de "impulsar algo menos personal"? o digámoslo de otra manera, ¿Algo menos egocéntrico?
Respeto que no concuerdes con mi punto de vista sobre el ceti, pero lo que me expusiste fue contradictorio, no pude evitar hacértelo notar; espero que leas mi respuesta.

TedO dijo...

Aurorita me gustaría conocerte =P.

Domin Omega me agrada ese orgullo cetiano que tienes.

Anónimo dijo...

YO ESTOY EN CETI COLOMOS, Y ESTUDIO INGENIERIA, Y ES REALMENTE UNA BURLA, DE TODOS LOS PROFESORES, SUPONGAMOS 100 % EL 80 % SON PROFESORES FLOJOS, NO NOS ENSEÑAN, NO LLEGAN A IMPARTIR SUS MATERIAS, NOMAS LLEGAN Y DICEN DOS QUE TRES MENSADAS Y SE VAN. EL CETI DUELA LO QUE ME DUELA, ES UNA INSTITUCION CON PUESTOS POLITICOS DONDE LOS PROFESORES NO ENSEÑAN NADA Y SE QUEJAN DEL SISTEMA ADMINISTRATIVO, UNOS DICEN QUE SE LO PASAN POR LOS HUEVOS !

Domin-Omega dijo...

Así es señor anónimo, los que ya están arriba cierran las puertas y aplastan a los de abajo. Es por esas costumbres que el país no progresa. La mayoría de los mexicanos que se quejan de los sistemas que los gobiernan son parte de aquello que los envicia, se quejan de sus superiores, pero no dejan de aplastar a sus inferiores.
No conozco los maestros de Colomos y usted que los describe de esa manera su razón tendrá, pues no es el primero que me los describe así.
El ceti es una ideología en sí (como muchas) y es lo que defiendo, pero… lamentablemente, cuando las ideas se ponen en práctica se necesita formar un sistema, y algunos sistemas suelen comenzar a pudrirse. Es una lastima que la vanidad de algunos hombres no le permita al resto evolucionar.

Y al final, sólo nos queda jodernos, caer, subir nuevamente –como podamos-, y aprender de ello. Buscar nuestro crecimiento y dejar que el mundo ruede; ya llegará nuestra oportunidad de trasformar la realidad… sólo hay que esperarla, y por fantasioso que se escuche: no perder la esperanza.