Por Domin-Omega

Bueno lamentablemente la carga de trabajo de fin de semestre no nos ha dejado respirar lo suficiente como para actualizar esto como dios manda, perdón a ustedes usuarios a nombre de todo el equipo del blog, pues se que mi suerte es su suerte y la de muchos de ustedes también. Bien, dejando las exiguas excusas disculpas de lado; Hablaré de un evento que los presenciadores no olvidaran en un tiempo, pues fue bastante divertido y con un final sellado, mas que con broche de oro, con sangre misma.

El rally del antepasado viernes (cuya crónica debió presentarse aquí el pasado lunes, pero por razones ya apologizadas no se pudo conseguir) fue todo un éxito, igual no fue un evento épico como habrán sido las guerras de esparta, pero estuvo muy bien en lo cetianamente posible (← léase: casionohaymásactividadeportivaqueelfutbol).

Aquí algunas fotos de lo ocurrido, una recopilación de las que tomó su servidor, perdón por si están fuera de foco, cámara mala de celular + escenas con mucho movimiento:


Ahora pasaré a resumir lo ocurrido ese día para conocimiento de aquellos que por diversas razones no pudieron asistir, o siquiera enterarse de lo sucedido. [Ejem, cof, cof] Con algo así como media hora de retraso, la serie de pruebas dispersas por todo el plantel comenzaron a ser realizadas por los equipos participantes, cinco equipos en total, caracterizados por un color y un nombre (ambos escogidos por los participantes). Tras bañarse en sudor, jabón, tierra y harina, el rally quedó prácticamente concluido; la prueba final se preparó y fue ejecutada. Una cuerda y un charco de lodo, el staff del rally de un extremo y un equipo a la vez del otro; por más que la multitud lo deseo ningún cristiano cayó de cuerpo entero al fango.
Ese insatisfecho deseo de ver gente enlodada llevó a la multitud a una guerra de fango tras concluida la prueba; aquí es donde el evento se cerró con una firma de sangre.

Era una estampida de cetianos huyendo de una lluvia de lodo que se avecinaba tras ellos, imaginad aquella escena épica de película donde un ejercito dispara flechas al cielo y los atacados miran como poco a poco se acercan; era la versión ceti de esa escena cliché, sólo que con lodo. Más el lodo acarreaba piedras y no lo dejo tan inofensivo, impactó en un cetiano y su rostro se baño en sangre. Imaginad a William Wallace, pero pintado de café negroso y rojo, en una contienda salvaje de gente sedienta de mugre. Pronto notó que el golpe realmente lo hirió de gravedad y huyó a tierras altas.

Después de diversas persecuciones por todo el plantel entre cetianos vengativos y haber embarrado algunos edificios y o pasillos, la calma volvió a los alumnos. Se anuncio a los ganadores, Rojos en primer lugar, Azules en segundo, y si me equivoco por favor corríjanme: Cafés en tercero. Se aseguró que a los participantes se les daría puntos de recompensa en algunas materias, y que el próximo semestre habría un rally más. Es en resumen lo ocurrido, cualquier exageración de la realidad es mero efecto de la marihuana inspiración del momento.

PD: A que hueva de poner postdata!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por actualizar pense que ya se hiba a quedar asi XD

Alpha dijo...

uuuui se ve que estubo bien divertido jeje

Domin-Omega dijo...

@Alpha: Vaya que lo estuvo, ven a ese tipo de la segunda fotografía, estaba enterrando los cadáveres...
@Anónimo: Gracias a ustedes cetianos fieles.

Anónimo dijo...

=D creo que ya pondre un apodo XD,aunquesea para que sepan que soy el mismo =P