Por Domin-Omega

Yo ingería amenamente mis vegetarianos alimentos cuando a mí persona llego una noticia que me hizo reír bastante. La hipocresía de la crema y nata de la sociedad estadounidense ha llegado ya (como es costumbre “gringa”) a alterar el orden de conciencia de la humilde sociedad hindú. Y lo de “vegetarianos” fue un comentario sin relevancia, pues sí lo soy, pero esto está lejos de relacionarse con este tema. Disfruten la ironía mientras tomo referencia de un conocido periódico que lleva por título un derivado de la palabra informe:


Rematadores en Nueva York confirmaron que se efectuara una subasta de los objetos personales de Mahatma Gandhi.
El muy respetable pensador deberá de estarse retorciendo en su muy respetable lugar de descanso, no por que vendan sus objetos, sino porque esto mancha terriblemente su memoria. Como sabrán, Gandhi fue de ideas y costumbres simples, su ropa y básicas pertenecías, eran; en su mayoría, hechas por él. Es irónico que sus típicas gafas redondas, un reloj de bolsillo, algunos platos y un par de sandalias, fueran a terminar en una subasta de coleccionistas. Y es que no estamos hablando del retrete en que cago madona cuando se presentó en tal lugar, o los calzones que usó la Britney cuando el paparazi pudo cáptaselos en tal calle, estos son los cachivaches de todo un personaje de la historia popular, la que engloba las culturas de todos los países, no digamos la importancia que tiene para comunidad india, la cual; por supuesto, se encuentra “indignada”. Y es que este sujeto es tan popular como lo sería Hitler, Marx, Mussolini, etc., etc., etc. Pero, pues la verdad es que el señor Gandhi tiene pocas probabilidades de escapar de esta subasta, muchos otros artículos de personas de alta relevancia, han terminado siendo el pez gordo en alguna subasta. Desconozco si el dinero irá parar en alguna institución de beneficencia, pero por lo pronto se sabe que la oferta comienza en 20 mil dólares, ¿Quién da más?
La sociedad hindú pretende recabar fondos para recuperar estos objetos, tiene mucho por hacer, pues la subasta se realizará este jueves 5 de marzo. ¿Me pregunto si finalmente podrá recuperar estos objetos?
Gandhi no es mi héroe, ni mucho menos. Pero si me parece un detalle bastante irónico que; después de todo por lo que lucho, sus humildes pertenecías acabaran en una repisa.
Yo seguiré esperando a que los US subasten el montón de anotaciones de tesla que se tienen tan guardadas (¡Huy sí! ¿Cómo no?), espero que para entonces tenga el dinero necesario. ¿Quién sabe? Todo puede pasar; si Cacama hoy llego tarde a trabajar, después de muchos años de tener un historial pulcro de puntualidad (al menos en su llegada al plantel), ¿Por qué no habría yo de correr con una o dos docenas de suertes y apoderarme de tales anotaciones?

PD: “No tengo nada…”

1 comentarios:

VJ es "El Tronko Torzido" dijo...

Lo he dicho una y otra vez, revelaré esta frase en público:

"El CETI no es la escuela en la que te metes pobre y sales listo para ser rico, es la escuela donde te metes pobre, te quitan más dinero [sabe de donde] y sales todo jodido esperando a veeeerrrr si un día tienes la posibilidad de ser rico..."